lunes, 24 de agosto de 2015

¡Crónica Marearock 2015!

El Marearock se ha hecho mayor. Esa podría ser la frase que resuma la evolución vivida por el festival y por todo lo que ha supuesto esta edición 2015, más si la comparamos con la del año pasado. Y Mundo Paralelo estuvo allí dando buena cuenta de todo.

Lo más importante, el cartel, ya dejaba claro que pocos o ningún festival de este verano podía competir con la agenda del Marearock del sábado, así que para qué contaros del viernes.
Y es que, efectivamente, la novedad más llamativa de esta edición ha sido la ampliación de la duración del festival a dos días, dada la buena acogida del público (llegaron a venderlo todo para el sábado), lo que posibilitó además que la propuesta del viernes estuviera a la altura.
La verdad es que a nivel organizativo tuvo que ser un problema ver que lo que se aproximaba estaba en las expectativas del más optimista. Bendito problema. Y la verdad es que en líneas generales todo salió de lujo, y la piscina al lado del recinto vino bien a más de uno.

Bien es cierto que hay cosas a mejorar: la bajada a última hora del precio del katxi de kalimotxo está bien, pero debería haberlo hecho también el de cerveza; el tamaño de la acampada se quedó justo, el problema con las ardillas en el propio camping (que buenas risas generó en las redes sociales), o la incidencia con la música electrónica en la rave en la madrugada del sábado a domingo, son cosas que seguro que la organización ha apuntado de cara a la edición del año que viene.

Como adelantamos, no pudimos asistir a todos los conciertos por mera cuestión logística pero aquí van las impresiones de los que vimos.
Antes de nada, decir que en cuanto al sonido todos los grupos sonaron muy bien, mejor los del viernes que los del sábado.

El viernes fue un día de reivindicación y reivindicativo. Lo primero por la sobresaliente puesta en escena de grupos que no partían a priori como los pesos pesados del festival, y segundo porque todos los que vimos lanzaron varias reivindicaciones relacionadas con la mierda de gobierno que tenemos, con la crisis, la situación laboral, la censura o la pobreza que padecemos en este país, entre otras.

Las actuaciones de Tuberk, Pura Mandanga y El Diluvi, las vivimos en la autopista mientras íbamos a la velocidad del sonido (vamos, a toda hostia) para llegar desde Madrid cuanto antes. Y encima en la radio solo se cogía la mierda de Radio María (venga va, primeras risas del viaje).

Disidencia empezaron su actuación con la intro habitual y 10 minutos antes de lo previsto. Gran concierto, en mi opinión bastante mejor que la anterior vez que les habíamos visto en el Pintor Rock del año pasado. Bien es cierto que quizá se trate de sensaciones subjetivas, pero contrastamos con otros que coincidieron también en esa misma idea. La hora también ayudó, y es que la gente todavía estaba ¿fresca? ;)


Con un sonido perfectamente equilibrado (de los grupos que mejor sonaron) fueron tirando de repertorio y nos dejaron algunas joyitas entre las que destacaron como siempre temas como Preso de la vida o un A todos ellos con el que prácticamente cerraron.


Uno de los momentazos del festival se vivió cuando Txus al final del concierto hizo subir al escenario a su padre para presentarlo a todo el mundo. Momentico entrañable que el público acogió con ovación.

Los Chikos del Maíz recogían el testigo para su habitual dosis de rap reivindicativo. La verdad es que los seguidores de Mundo Paralelo sabéis que fuimos (y somos) muy fans del proyecto Riot Propaganda, por lo que teníamos expectativa por ver cómo habían evolucionado los de Valencia. Lamentablemente de aquello solo quedaron algunas referencias que aún así nos dejaron con la sonrisilla en la cara y un nudo en la garganta. Pero aquello ya pasó y quería descubrir con atención el proyecto base y original. La conclusión es que saben a lo que juegan. Su estilo intimida y en consecuencia engancha aunque muchos de sus temas sonaran parecidos. Así pues fueron tema a tema hilvanando una tela de araña en la que la gente quedó atrapada y entregada. ¿Las razones? Dos. Sus letras, y que al jugar prácticamente en casa arrastraron una gran cantidad de gente que se acercó para verles; y se hizo notar.


El concierto inmediato de El Noi del Sucre desde luego no pudo dejar indiferente a nadie. Ya sea por la puesta en escena, ya sea por el repertorio en el que los míticos temas de Los Muertos de Cristo arrasaron, ya sea por la original manera de celebrar su 25 aniversario (en la que dejaron de lado el fuego para liarse a tartazos con los habituales en sus conciertos).


Por todo eso, se marcaron un conciertazo. Musicalmente suenan genial con la variedad que les dan los teclados, y sus letras hacen el resto. Como siempre hubo momento para las reflexiones de Lorenzo, que quizá se hizo un poco largo y dejó un poco fría a la gente, más para un festival. Pero El Noi del Sucre es además de su música, su filosofía; así que a lo hecho pecho. Editado: En cuanto a la polémica suscitada por el comunicado de la banda respecto a los puestos en los festivales, solo podemos dar fe de la reivindicación dentro del parón entre canciones, pero desconocemos todo lo acontecido de ahí en adelante. Esperemos que todo se resuelva normalmente y se tomen medidas en caso de ser necesario.


Para la Gossa Sorda ya íbamos justos en el horario. Protagonistas del día. Por un lado antes del concierto ya supimos que no irían al Rototom, después del revuelo montado ante la confirmada actuación de Matisyahu en dicho festival. Tienen unos ideales, los llevan para adelante, y sinceramente también les vino bien para colarse en el candelero de la actualidad musical, recordando el episodio en el concierto. Ovación del público.

Diría sin temor a equivocarme que fueron el punto álgido en cuanto a la asistencia al festival durante la jornada del viernes (con tres cuartas partes del recinto ocupado).  Eran otros de los que también jugaban prácticamente en casa y arrasaron con su público entregado. La Gossa Sorda es hablar de uno de los grupos punteros de ese estilo tan cultivado en la costa y tan característico con ritmos marcados por la percusión, alternancia de voces, estribillos pegadizos remarcados por la puntual potencia de las guitarras eléctricas, y una dinámica puesta en escena en la que 10 músicos comparten escenario al mismo tiempo. Tremendo ver a todo el mundo con los brazos en alto coreando sus temas más importantes como La nostra sort. Lástima que para el 2016 se apague el proyecto :(


Con Iratxo prácticamente de retirada cerramos la jornada del viernes. La afluencia bajó y se hizo notar, pero no repercutió en absoluto en este estilo tan característico y tan festivalero que les define con la habitual puesta en escena de Juanma como frontman sin camiseta, guitarra en mano.
Nos quedamos sin ver a Kontaminació Akústika.

El sábado y con buena compañía (lo que unió Barricada no lo separe el hombre XD) fuimos tomando fuerzas. La que se avecinaba era fina.

La primera toma de contacto fueron Skakeados, grupo que entre versiones animó a los valientes que se acercaron con la solana a dar los primeros saltos a golpe de Todos los Hintxas o el mítico Sarri Sarri.



En Auxili poco a poco fue aumentando la afluencia del público. Su estilo más tranquilo invitaba a los que no los conocían a menear la cabeza de forma automática y mecánica. Personalmente me gustan esos grupos que generan ese buen rollo en el escenario. Piroman, uno de los temas más votados por los seguidores de Mundo Paralelo, fue una de las principales puntas de lanza con las que dejaron a la gente en alto y con ganas de más.



A partir de aquí empezaban los que en principio formaban el núcleo duro de la agenda del Marearock de este año.

El Último Ke Zierre fueron los primeros en golpear ante un público que ya empezaba a ocupar notablemente el recinto y con el sol cayendo, como suele ser habitual verles en varias de las últimas citas festivaleras. Al igual que con Disidencia el viernes, me gustaron más de lo que lo habían hecho las últimas veces que les había visto. Después de equilibrar el sonido en los primeros temas, el concierto fue rodado. El repertorio más que de sobra conocido fue coreado y “pogueado” en las primeras filas, aunque es cierto que últimamente hay temas que se me quedan en el tintero (un Conde Crápula hubiera ido bien con la que estaba cayendo). Además, y eso es algo que siempre se agradece les vi disfrutar encima del escenario, y cuando un grupo lo hace, es fácil que así sea también debajo.



Maniática eran los siguientes a salir a la palestra. Empezaron el concierto tocando su primer tema de manera instrumental, con las bocas tapadas con cinta aislante en protesta por la ley mordaza. Sonó a modo de intro, y dejó su sello en varias de las comidillas que comentaban la anécdota. Su estilo cercano y sin artificios es perfecto para pasar un buen rato, y aunque quizá el fervor no fue tan evidente como con otras bandas, muchos aprovecharon para disfrutar del bolo de manera más tranquila cerca de las barras. Unas barras por cierto, que durante todo el festival estuvieron perfectamente atendidas, con prácticamente ningún tiempo de espera.




Y llegan los SA. Y llegan las hostias. Me ahorré tarifa de fisioterapeuta. Pero es que el repertorio invita al jaleo. Son de los grupos que menos sorprenden, pero también son de los que raramente decepcionan. Siempre disfruto mucho con ellos. Pocos grupos tendrán un setlist tan consolidado, y aunque sus últimos discos no tienen quizá la acogida que querrían, yo sigo flipando cada vez que les veo. Un par de desajustes en el sonido no desempañaron el huracán que levantaron en un Marearock ya prácticamente lleno. Terminar con un póker Cuando nada vale nada, Cienzia asesina, Motxalo y Nos vimos en Berlín es básicamente decir “ya podéis morir tranquilos”. Brutal.




Ya a esas horas en vez de cerveza yo necesitaba oxígeno, pero los Boikot no lo iban a poner fácil. Y así fue. Dejé las primeras filas para plantear el bolo con perspectiva. Y dio igual porque con ellos el recinto se colapsó de gente y continuó la fiesta del pogo y de los coros. Fueron los que más gente arrastraron del festival. El bolo fue genial como siempre. Derrochan punkrock por los cuatro costados y generan mucha empatía con el público. Esta vez no hubo locuras reseñables del Kosta, y los clásicos sonaron tan bien que el público podría haber cantado todas a cappella. Estoy deseando escuchar ya algo nuevo de los madrileños porque todo su repertorio ya es de sobra conocido.



Y después de tanta música clásica llegan los que más me tocan la fibra sensible en el panorama rock nacional actual. Esos putos Narco. Y mira que en algunos festivales les cuesta arrancar, pues el sábado cambiaron la estrategia y acertaron. No sé si son los grandes triunfadores, porque en función de los gustos y estilos cada uno tendrá su favorito, pero tengo claro que fue una pasada y que se salieron. ¿La clave? Pues creo que el cambio de orden en el setlist fue fundamental. Salieron con todo el arsenal y ya en los primeros temas se dejaron oír temas pesados como La hermandad de los muertos, Ahí fuera, Son ellos,…



A partir de ahí con la gente entregada, fueron alternando clásicos con temas de su reciente Dios te odia, del que sonaron más de la mitad de los temas. Sí es cierto que el ritmo bajó un poco a mitad de concierto con temas más tranquilos como Por el estrecho etc, pero se han sacado un tema este último disco un tema que revive a los muertos: Chispazo. Sobraos.


No podíamos terminar el festival sin ver a Desakato. Otra vez a ocupar las primeras filas. Ya no voy a volver a decir que son presente y futuro del rock de este país (mierda, ya lo he vuelto a decir). Personalmente me encantan, pero sí me sorprendió que no movieron tanto a la gente como esperaba, quizá porque el cansancio se dejaba notar. Buen bolo de los asturianos que terminaron en alto con La tormenta después de alternar grandes temas como Octubres Rotos, Cada vez o Cuando salga el sol a lo largo del repertorio.



Y con esas cogimos los bártulos. Me hubiera gustado quedarme a ver a los Fuckop Family, pero tenía a Sebastián con los Ferrero Rocher y el Jaguar aparcado en la esquina en dirección a la autopista de Morfeo.

Bueno, amigos y amigas, que el Marearock de este año ha sido una sobrada. Menos mal que de los Viñas y Aupas no vive el hombre y tenemos cantera festivalera para rato. ¿Próxima parada de Mundo Paralelo? Iremos informando…

Más info, fotos, crónicas y vídeos haciéndote fan de www.facebook.com/radiomundoparalelo

* Todo el material gráfico de esta crónica pertenece a Mundo Paralelo. Vale que la cámara y el fotógrafo no damos para más, pero si vas a tomar "prestado" algún vídeo o foto, menciona lo guapos que somos al menos.

miércoles, 19 de agosto de 2015

¡Los imprescindibles del Marearock 2015!

El pueblo (es decir vosotros) ha hablado y ha decidido que las canciones que no deberían faltar en el Marearock 2015 son...



Más info, crónicas, fotos y vídeos haciéndote fan de www.facebook.com/radiomundoparalelo

martes, 11 de agosto de 2015

Crónica Carrasca Rock 2015: Más que un festival

El pasado 31 de julio – 1 de agosto se celebró en Ejulve el X Carrasca Rock y allá estuvo Mundo Paralelo cubriendo la jornada del sábado (muy a nuestro pesar no haber ido a cubrir la jornada del viernes).

Ésta no va a ser una crónica al uso porque el Carrasca Rock no es un festival al uso. Quiero compartir la experiencia personal, además de la estrictamente musical, por supuesto.

Después de haber rodado estos años otros tantos festivales con proyección, esperábamos asistir a un evento tipo Gazpatxo Rock, Pintor Rock, Mundo Idiota, Marea Rock, Hatortxu Rock, Rivas Rock…, y otros tantos a los que hemos asistido estos últimos años. El resultado es que nos dimos de bruces ante un festival distinto. Craso error el nuestro. El Carrasca Rock es algo más que un festival.

Eso se nota según llegas a Ejulve, un pequeño pueblo de apenas 200 habitantes en medio de la provincia de Teruel. Todo el mundo se conoce y ya la llegada para dejar las cosas en la Casa Rural María Teresa fue como estar en casa (gracias en especial a Salvador).

Una vez metidos en faena, la primera cosa que nos llamó la atención es que, programado en el cartel del festival, pero en la plaza del pueblo, hay un concurso de talentos y bingo. Curiosa la mezcla de los más jóvenes con ganas de juerga (muchos de los cuales no las habían gastado todas la jornada del viernes), y los más mayores pasando la tarde y esperando a que cayera algo del bingo. Todo estaba organizado por la gente de allá como si de una fiesta de pueblo se tratara, con mucho cachondeo y buen rollo. Y por supuesto si dichas actividades suponían el retraso de las actuaciones en el recinto del polideportivo, donde se celebraban los conciertos, así iba a ser. Tiempo justo tuvimos de charlar con José Manuel, uno de los organizadores, que nos comentó el esfuerzo que les ha supuesto sacar un evento así adelante.

A las 20h según el horario oficial empezaba el primer grupo, Ruido, que no tocaron los primeros riffs hasta aproximadamente una hora más tarde. Ya se encargaron ellos de recordarnos su reciente cambio de nombre (antiguamente se llamaban A Gargalé).

Dos de los integrantes de Ruido
Con un sonido irregular y yendo de menos a más, arrancaron con unas cuantas versiones clásicas rockeras en las que Barricada con tres versiones ("Oveja negra", "En blanco y negro", "No hay tregua") se dejó notar como uno de sus principales referentes. Para terminar tocaron 3 temas propios ante un público que poco a poco empezaba a hacer acto de presencia en el polideportivo. Aunque por momentos parecía que faltaba algo de química, la verdad es que se entregaron a tope venciendo los nervios, al tiempo que los presentes coreábamos temas de los mencionados Barricada, Extremoduro, “Pijos powers” de Gatillazo o la "Historia triste" de Eskorbuto.



Nada más terminar, todos los voluntarios se pusieron manos a la obra para colocar las mesas de cara a la cena popular con los grupos que estaba programada en la agenda. Buen momento para acercarnos a la barra y comprobar de primera mano los precios populares, de los que muchos festivales podrían aprender.


Como el retraso respecto al horario previsto era evidente, la cena fue cuanto menos curiosa. Allí estábamos degustando el menú típico de Ejulve junto a varias figuras con las que nos pudimos juntar en la mesa (la que se lió entre el que se parecía a Kurt Cobain, la que se parecía a Amaia Montero, la que tenía un aire a Agnes de Lilith, y el búlgaro socio del Manchester United al que llamaba Clifford). La verdad es que nos echamos buenas risas, mientras de fondo sonaban temas de los Berzas inmersos en las pruebas de sonido.

Así estaba el ambiente durante la cena
Después de la cena, dos horas después de lo previsto y ante la impaciencia del público, empezaba el cartel oficial de la noche con la Deluxe Rock Band. Aunque el sonido fue notable a lo largo de la noche, fueron los que mejor sonaron, y musicalmente fueron lo mejor de la noche. Lo primero que llama la atención es ver que el batería Carlos es el cantante principal, la versatilidad de Sergio con las percusiones, los vientos, la guitarra…, y el buen rollo del resto de integrantes.



Mundo Paralelo con la Deluxe Rock Band
El repertorio estuvo compuesto de clásicos del rock mayoritariamente internacionales y de todas las épocas, como “Shook me all night long” de ACDC (número uno de Mundo Paralelo), “Boulevard of broken dreams” de Green Day, la sintonía de Mundo Paralelo "Smoke on the water", el “Rock and Roll” de Led Zeppelin que os dejamos a continuación; para terminar el bolo con “Hay poco rocanrol” de Platero y Tú.


Acto seguido los Berzas tomaban el relevo. Los más divertidos. Bien sabéis los seguidores de Mundo Paralelo (un saludo a mi madre) que somos especial devotos de los zaragozanos. El concierto estuvo genial en lo musical, con un repertorio que ya conocíamos y con un público que ya daba caña en las primeras filas. Para momentazo, la dedicatoria que me hicieron por mi cumpleaños en medio del concierto.






Ésta nos ha hecho gracia
En esta foto aparece un bonito brazo

Foto ¿artística?
Letras, que los años no pasan en balde, y a boli la chuleta para la dedicatoria

Aún así creo que los Berzas se desenvuelven mejor en conciertos, libres de las limitaciones de horario de los festivales. Tanto en el Mundo Idiota como aquí creo que tuvieron poco tiempo para desplegar sus dotes humorísticas, y tuvieron que centrarse más en la parte musical. Lo ideal es que ambos aspectos hubieran estado más equilibrados. Del repertorio poco hay que decir; abrieron con "Vivo en la vía", para dar paso a todos sus clásicos como "La pócima", "Fraguel Rock", "Buen chaval", "Yo amo el jamón", "El caracol" o "Letra B" con la que terminaron el repertorio.



Los siguientes eran los Azero. Los grandes triunfadores de la noche. Como un vendaval aparecieron por el escenario del Carrasca Rock dejando su impronta punkrockera desde el minuto 0. Temazo tras temazo fueron haciendo trizas el repertorio incluyendo algunos temas de su último trabajo "Made in Teruel". Ya no dependen de hacer versiones como la clásica "Deja que esto no acabe nunca" que muchos conocíamos. Tienen mochila musical en sus espaldas como para no depender de ello en un festival, y mover como lo hicieron a un público entregado. Gran parte de ese público, por cierto, venía de pueblos de alrededores (algunos autobuses fletados por la organización), y aunque no acabaron llenando el recinto, dejaban inviables las primeras filas.

El Kapi de los Azero


Así estuvo por momentos el escenario durante el bolo de los Azero
Por lo demás, pogos, sudor, adrenalina y mucha gente que iba subiéndose al escenario para ir dejando huella al micro en varios de sus temas. Destacó la colaboración de Batikano Rojo que luego fue devuelta por el Kapi en el concierto de los de Monzón. Grande el doble "Salve" que se marcaron, prolegómeno del repertorio clásico de La Polla.


Por último Batikano Rojo tomaba el testigo con la responsabilidad de cerrar un festival que se iba a alargar hasta el amanecer (y a las pruebas me remito). Cerrar un festival tiene sus pros y sus contras. El principal pro es que la gente ya no te exige y vas a tener al público desatado. La contra es que mucha gente después de la jornada acumulada se había ido a saludar a Morfeo. Ambos factores se dieron cita en un concierto que nos encantó. Cierto es que la gente subía y bajaba del escenario para cantar como si estuviera en casa, lo que daba una sensación un poco caótica. Pero el bolazo fue tremendo y como todos los temas son trallazos clásicos, la gente no dejaba de corear "Ellos dicen mierda", "Avestruz" o "Jonny". Había momentos en los que no sabías si estabas viendo al Evaristo en realidad, porque el homenaje a la mítica banda es de calado hondo. No os perdáis la entrevista a Rubén después del concierto porque no tiene desperdicio, tras 3 intentos… muchas risas (la canción favorita cada toma cambiaba y ya no nos queda claro si gusta o no cerrar festivales XD, de ahí el cachondeo) y buena gente ahí.


Rubén de Batikano Rojo


Para terminar, no puedo sino volver a destacar que el Carrasca Rock es un festival diferente. El hecho que de que estén programados actos como un concurso de talentos, un bingo o una cena popular con los integrantes de las bandas, ya muestra a las claras la filosofía del festival. Si a eso sumamos un cartel de grupos de la zona, precios hiperpopulares, o una pequeña pero confortable zona de acampada, el retraso en lo que a los horarios de los conciertos se refiere deja de importar y pasa a ser un hándicap asumido. Entre los dos días, la asistencia estimada de unas 1.000 personas ya pueden dar fe de todo ello.

Muy buenas sensaciones y esperando repetir.

domingo, 28 de junio de 2015

¡Despedida a lo grande!

Lo habéis conseguido, terminamos la temporada 2014/15 con un último programa que define muy bien lo que somos; no da para más :S
A pesar de nuestra evidente falta de profesionalidad, demencia y limitada capacidad intelectual, habéis estado ahí apoyando y votando las canciones todo el año. Por todo ello, ¡mil gracias jóvenes!
¿Le damos un último PLAY y repasamos lo vivido ayer 27 de junio?



Y gracias a todos vuestros votos, la última lista de la temporada se cuenta así:

10. Obrint Pas: Som
9. The 69 Eyes: Still waters run deep
8. Fool Brains: Heroïna adolescent
7. La Gossa Sorda: La nostra sort
6. Boni: Explosivo
5. Lizzies: Viper
4. Segismundo Toxicómano: Hoy como ayer
3. Green Day: Longview
2. Ruido Ilegal: Generación del 27
1. Reincidentes: Grana y oro

¡Volvemos después del verano! Seguimos interactuando hasta entonces en www.facebook.com/radiomundoparalelo ¡Dale al me gusta!


lunes, 22 de junio de 2015

Reseña concierto debut del Boni

El 19 de junio aparecía marcado en la agenda como el día del debut en directo del Boni, el nuevo proyecto del ex guitarrista de Barricada, junto al ex batería de Koma, Juan Carlos Aizpún, Ion de Luis a la guitarra y Oscar Muñoz al bajo.
 
Y decíamos aparecía, porque ante la cancelación de su concierto en Bilbao, Madrid se convirtió repentinamente en el escenario de apertura del telón de los directos. No decepcionó.
 
 
El concierto empezó a las 21:30h en una sala Caracol con una pobre entrada, algo relativamente comprensible puesto que el proyecto ha de rodarse y consolidarse. Mimbres para que eso sea así hay de sobra, porque tanto la puesta en escena, como el sonido y el setlist nos dejaron más que satisfechos.
 
 
En cuanto al setlist, si tuviera que definirlo con una palabra sería "variedad". No en el sonido, porque todo el concierto sonó contundente y equilibrado, sino en el repertorio en el que cupieron tanto temas del álbum debut de la banda, Incandescente, así como del anterior proyecto del Boni en solitario, Peligroso animal de compañía, de Barricada, e incluso de Koma.
 
 
Así pues no faltaron clásicos barriqueros como "Cierra los ojos", "Por la libertad", "A toda velocidad", "Esperando en un billar", "Aguardiente", "Okupación", "Pasión por el ruido", "Callejón sin salida"; temas del Incandescente con mención especial al single "Explosivo" (en la lista actual de Mundo Paralelo), o sorpresas como "Aquí huele como que han fumado" de los Koma o el gran solo de batería como impasse entre canciones.
 

Parece que la marea arrastrada por la lamentable separación de Barricada ya es agua pasada, y deja paso a nuevos aires para todos sus componentes, manteniendo la oportunidad para los que estamos abajo de disfrutar con nuevos temas y los clásicos de siempre. El Boni es buena muestra de ello. Esperando repetir.
 
 
 
 
Más info, fotos, crónicas y vídeos haciéndote fan de www.facebook.com/radiomundoparalelo

 

domingo, 21 de junio de 2015

¡Con esa bandera me limpio el culo!

Somos de ir limpios. Porque seremos feos y gordos, pero limpios ante todo. Si tú también eres algo ante todo, escucha el programa de este sábado y hazte fan de nuestras recetas. Cocina y dale al PLAY.



En el PLAY de arriba escucha las canciones de aquí abajo que puedes votar dejando un comentario:

10. Lizzies: Viper
9. The 69 Eyes: Still waters run deep
8. Boni: Explosivo
7. The Devil Dogs: Get out
6. Parabellum: A toda ostia
5. Reincidentes: Grana y oro
4. Green Day: Longview
3. Porretas: El deudor del condado de Hortaleza
2. Ruido Ilegal: Generación del 27
1. Segismundo Toxicómano: Hoy como ayer

Además han sonado Narco, Los Tronchos, McGyver, Bricomanía, Lordi y Deep Purple entre otros.

Para más fotos, crónicas, vídeos, hazte fan de www.facebook.com/radiomundoparalelo